Microplásticos para principiantes CasaFen - Photo by Krizjohn Rosales from Pexels

Microplásticos para principiantes

Los microplásticos son, como su nombre lo indican, pequeñas partículas de plásticos.

¿Qué tan pequeños? Menos de 5 mm.
¿Cómo se producen? Éstos se generan principalmente en la fabricación de ropa y otros productos, en el desgaste de neumáticos, pinturas y pequeñas partículas que se incluyen en los artículos de aseo personal. También los plásticos más grandes que llegan al mar y a los grandes cuerpos de agua se van desintegrando química (mediante la luz solar y/o microorganismos) o mecánicamente (mediante las olas) en pedazos cada vez más pequeños.
Representan más del 15% de las 9.5 toneladas de plástico que entran todos los años al océano, ya sea vertidos de forma directa o a través del alcantarillado, ya que los filtros de los sistemas de tratamiento de aguas no están diseñados para retenerlos.
¿Cuál es la relevancia de la existencia. de estos microplásticos? El verdad es que mucha, ya que estas partículas no sólo están presentes en el agua que tomamos, si no que también en los pescados y mariscos que comemos. Tanto plásticos como microplásticos están siendo encontrados en grandes cantidades en el interior de peces y mamíferos, los que se desintegran en sus sistemas digestivos y se almacenan principalmente en su tejido graso. Esto provoca que poco a poco los compuestos químicos presentes en el plástico ascienda en la cadena alimenticia, donde eventualmente llega a nuestros platos. En estudios Europeos recientes se ha detectado la presencia de compuestos derivados de plásticos (PVC y PET) en los excrementos humanos, compuestos que pueden permear a través de la pared intestinal y alojarse por todo nuestro organismo.
Sin embargo, los microplásticos no sólo los encontramos en el océanos, si no que no lamentablemente en el agua potable que consumimos, ríos, lagos y acuíferos subterráneos alrededor de todo el mundo.

Los químicos muchas veces afectan el correcto funcionamiento de nuestro sistema endocrino, actuando como disruptores endocrinos, lo que puede gatillar distintas complicaciones en nuestra salud, como enfermedades autoinmunes, cánceres y diferentes enfermedades crónicas no transmisibles.

¿Qué podemos hacer para evitar seguir vertiendo estas partículas en el agua?
  1. Comprar sólo lo necesario 🙂
  2. Evitar todos los productos de plásticos desechables, sobretodo si está en contacto con nuestra comida.
  3. La ropa sintética que compremos sea de la mejor calidad posible, ya que éstas pierden menos partículas en los lavados.
  4. La próxima vez que tengamos que comprar una lavadora (ojalá reparemos todo lo que se pueda la existente) que sea una de carga frontal, ya que éstas liberan alrededor de 7 veces menos partículas de la ropa.
  5. Si tienes la posibilidad, puedes instalar un filtro a la salida de la máquina o lavar con mallas que retienen los microplásticos.
  6. Habla de estos temas con tus círculos cercanos, familias y amigos. Discute estos temas en el trabajo y con los representantes políticos con los que tengas contacto.
La situación es compleja, pero entre todos podemos revertir el profundo daño que le estamos causando al medioambiente y a nosotros mismos. Porque no sólo somos lo que comemos, si no que por sobre todo somos lo que habitamos.

Cristóbal Salvatierra A.

Ingeniero Civil - Socio Fundador CasaFen